Recetas divertidas para niños

Recetas divertidas para niños

Darle a los niños la oportunidad de ayudar en la cocina puede ofrecerle diversos beneficios, como mejorar sus habilidades motoras, descubrir sabores y texturas nuevas, e incluso a optimizar la confianza en sí mismos, etc.

Estas son las recetas más divertidas que puedes preparar con tus hijos

Cocinar también les da tanto momentos de diversión como de disciplina, al mismo tiempo que les ayuda a despertar su curiosidad y conocer el valor que posee el trabajo en equipo.

Brochetas de fruta y gelatina

Estas brochetas que combinan frutas y gelatina, lograrán convertirse en las preferidas de tus niños; y para prepararlas necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Palillos de madera especiales para brochetas.
  • 3 mangos.
  • Fresas (2 tazas).
  • La mitad de una piña.
  • Agua (3 tazas o 720ml).
  • La mitad de un sobre de gelatina en polvo, con sabor a uva, una a limón y piña.

Preparación

Comienza preparando las  gelatinas y reservándolas dentro de la nevera (podrías dejar que los niños realicen este paso explicándoles cómo hacerlo). Para esto, lo más recomendable es que uses algún envase ancho, cuadrado y poco profundo, a fin de que logres cortar la gelatina con mayor facilidad.

Luego, lava y pela las frutas para cortarlas en forma de cubos (de unos 2x2cm), aunque también podrías rebanarlas, dejando enteras las fresas.

Asimismo podrías utilizar algún corta-galletas con una forma divertida para cortarlas, pero sin importar lo que decidas, una vez que lo hagas asegúrate de reservar cada fruta individualmente.

Una vez lista la gelatina, desmóldala y luego córtala con forma de cubos o cualquier otra que desees, y al final reserva cada pieza según su color. Seguidamente tendrás que preparar la mesa, hazlo con ayuda de tus hijos, y sitúa sobre ellas cada ingrediente y utensilio que emplearás.

Después, puedes comenzar a ensamblar las brochetas de la manera que prefieras, ya sea combinando los colores, formas y/o tamaños. Además  y para terminar, podrías humedecerlas con un poco de chocolate fundido, y algunas virutas de chocolate o coco rallado.

Espaguetis con salchichas

Para hacer que esta receta sea incluso más especial, no dudes en prepararla con tus pequeños, y es que se trata de un plato que combina 2 ingredientes básicos dentro de cocina para los más pequeños: pasta y salchichas.

En este caso, los ingredientes que necesitarás son:

  • Salchichas tipo Frankfurt (4 unidades).
  • Pasta (150g).
  • Un chorro de aceite.
  • Colorante (20 gotas/opcional).

Preparación

Empieza cortando las salchichas en rodajas un poco gruesas y luego resérvalas mientras preparas la mesa junto a tus hijos. Una vez lista, coloca las salchichas previamente cortadas, y también un manojo de espaguetis sin cocinar.

Coge dos salchichas y colócalas una sobre otra para después atravesarlas usando 3 espaguetis. Asegúrate de arrastrar un poco las salchichas hacia la parte superior de los espaguetis cuidadosamente para evitar que se rompan.

Repite la acción con el resto de las salchichas, y cerciórate que entre cada una de ellas exista una separación de unos 10cm.

Mientras tus niños se encargan de montar las piezas, puedes ir calentando el agua donde las cocinarás, y no olvides agregarle un pequeño chorro de aceite.

Al terminar de unir las salchichas y los espaguetis, deberás cocinarlas por aproximadamente 7-10 minutos, asegurándote que queden al dente.

Luego solo tendrás que escurrir la pasta y comprobar que los espaguetis se han cocinado de manera uniforme, sobre todo esas zonas donde se encuentran las salchichas. No olvides manipular cuidadosamente la pasta para evitar que termine rompiéndose.

Para sorprender incluso más a tus hijos, podrías pintar la pasta agregándola otra vez dentro de la cazuela y añadiendo 1 cucharada de agua caliente junto a 20 gotas del colorante que desees.

Espaguetis de colores

Los espaguetis de colores también son una receta divertida para niños. Para prepararla, necesitarás los ingredientes señalados a continuación:

  • Espaguetis (150g).
  • Salchichas pequeñas (12 unidades).
  • Un chorro de aceite.
  • Mantequilla (1 cucharada sopera).
  • Colorante alimentario para repostería de color azul (25 gotas).
  • Colorante alimentario para repostería de color rojo (15 gotas).
  • Queso rallado o para fundir.

Preparación

Cocina los espaguetis normalmente y cuando se encuentre al dente, añade un poco de aceite en la cazuela, sin olvidar removerlo para evitar que se peguen.

Luego deberás colar la pasta y darle un rápido baño con abundante agua bajo el grifo, antes de dividirla en 2 partes (según la cantidad de colores a utilizar) que tendrás que reservar dentro de bolsas plásticas.

En este punto los niños pueden empezar a ayudar. Añade el colorante azul dentro de una de las bolsas, y el rojo en la otra bolsa mezcla 2 cucharadas de agua con 5 gotas del colorante azul y 15 del rojo para conseguir una pasta violeta. Luego ciérralas y agítalas.

Al inicio podrían quedar algunas partes blancas, pero después la pasta se teñirá totalmente, y cuando lo haga, añade la mantequilla y el queso.

Después, si lo consideras apropiado, podrías dejar que los niños corten las salchichas. Esto deberás hacerlo en forma de “tentáculos” de pulpos, lo cual conseguirás al cortarlas verticalmente desde la mitad hacia abajo, en 8 partes.

Luego calienta una sartén con un poco de aceite y cocina las salchichas (podrías dejar que tus hijos las remuevan bajo tu supervisión).

Cuando estén listos los pulpos de salchicha, solo tendrás que servir la pasta y permitir que los niños coloquen los pulpos como deseen.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.