¿Cuál es el mejor tamaño de cajas para una mudanza?

¿Cuál es el mejor tamaño de cajas para una mudanza?

Mudarse es un proceso muy emocionante, pero también muy complejo y, en muchos casos, muy desafiante. Por eso, mucha gente opta por contratar empresas de mudanzas y una buena preparación es crucial y una de las cosas a tener en cuenta a la hora de empaquetar toda nuestra vida es decidir qué tipo de cajas de mudanza vamos a escoger.

Las cajas de mudanza (o lo que decidas utilizar para embalar y empacar tus muebles, aunque comúnmente serán cajas), sirven para proteger nuestras pertenencias y así garantizar una transición sin problemas. Pero, ¿es mejor optar por cajas grandes y espaciosas o por cajas más pequeñas y manejables?

Si a ti también te ha surgido la duda mientras recogías tus objetos personales o desmantelabas los muebles de tu antigua oficina, ¡este artículo es para ti! A continuación, analizaremos los distintos tipos de cajas de mudanza y determinaremos cuál es el tamaño más adecuado en cada caso.

Tipos de caja de mudanza

Comúnmente, las cajas varían en forma y tamaño, puesto que están diseñadas para adaptarse a diferentes necesidades de embalaje. Entre las más comunes se encuentran:

  1. Cajas pequeñas: Este tipo de cajas son ideales para objetos pequeños y pesados, puesto que permiten el mejor ajuste del objeto como tal. Se suelen utilizar para meter objetos de cerámica o cristal, es decir, que se puedan romper. Son especialmente útiles por su fácil manejo y apilamiento.
  2. Cajas medianas: Las cajas medianas se utilizan para una amplia gama de artículos debido a su versatilidad. Aquí puedes guardar ropa, juguetes y electrodomésticos pequeños. En ocasiones, puede caber incluso un armario desmontado.
  3. Cajas grandes: Este tipo de cajas son las más espaciosas, por lo que son adecuadas para artículos ligeros y voluminosos. Puede que creas que al ser de mayor tamaño es mejor meter dentro de ellas objetos más pesados, pero no es así, puesto que luego vas a tener que trasladar esa caja y, cuánto más grande sea, más pesará. Por eso, lo ideal es utilizarlas para guardar para ropa liviana, almohadas, edredones y juguetes grandes.
  4. Cajas especializadas: Se consideran cajas especializadas aquellas diseñadas para artículos específicos, como espejos, televisores o lámparas. Son comunes en las mudanzas porque ofrecen protección adicional para objetos frágiles y valiosos.

box, cardboard, carton

¿Cuál es el mejor tamaño de cajas de mudanza?

Cajas para una mudanza privada

Cuando se trata de mudanzas privadas, la elección del tamaño de las cajas es esencial para garantizar una experiencia de embalaje eficiente y segura. Aquí, la clave radica en encontrar un equilibrio entre la capacidad de la caja y la facilidad de manejo. Distribuir de forma uniforme los objetos pesados y ligeros en diferentes tamaños de cajas facilitará el proceso de carga y descarga, además de prevenir posibles daños.

En ocasiones, es mejor utilizar más cajas pequeñas que grandes, aunque todo depende del método de transporte que vayas a utilizar o lo que incluya la empresa de logística que vayas a contratar. Es decir, si incluyen el servicio de embalaje y el transporte, entonces no será tan necesario organizar tu mudanza pensando en cómo vas a moverlas, porque ya lo hará el equipo de profesionales que te asista.

Por norma general, las cajas pequeñas son ideales para objetos pesados como libros, puesto que son artículos pesados pero pequeños, evitando así la generación de cajas excesivamente pesadas. Para artículos más grandes, pero livianos, las cajas medianas y grandes son adecuadas, siempre que se tenga cuidado de no sobrecargarlas.

Cajas para una mudanza de oficina

Las mudanzas de oficina presentan desafíos adicionales, tanto para los propios trabajadores, que pueden sufrir estrés durante la mudanza, como para los encargados de gestionar la mudanza, ya que involucran la manipulación de equipos electrónicos, documentos importantes y suministros delicados. Además, suele incluir el transporte de escritorios grandes y otros artículos de oficina. En este caso, la elección del tamaño de las cajas juega un papel crucial en la eficiencia operativa y la seguridad de los elementos esenciales de la empresa.

Para documentos y suministros de oficina, las cajas pequeñas y medianas son óptimas. Facilitan la organización y permiten un acceso rápido a los elementos esenciales durante y después de la mudanza. Los artículos más grandes, como impresoras y computadoras, irán en cajas grandes y especializadas, que proporcionan el espacio necesario y la protección adecuada.

Cajas para una mudanza internacional

En el caso de mudanzas internacionales, existen factores adicionales, como el transporte y la regulación aduanera, que entran en juego y pueden poner en peligro tus objetos personales. Por eso, lo mejor es optar por cajas resistentes de tamaño mediano a grande en las mudanzas internacionales.

Estas cajas permiten una mayor protección para los artículos durante el transporte prolongado y la manipulación en aduanas. Además, la elección de cajas que cumplan con las normativas internacionales de envío es crucial para evitar contratiempos en la entrega.

En todos los casos,  ya sea una mudanza internacional, privada o de oficina, lo que te recomendamos es que te asegures de etiquetar cada caja con precisión, indicando su contenido e incluso el lugar de destino: la nueva ubicación de la oficina, tu dirección, etc. Esto te facilitará la identificación rápida de los elementos cruciales y agilizará el proceso de instalación en el nuevo espacio.